jueves, 24 de febrero de 2011

Desde cero (o casi) III

Después de un par de sesiones de masaje, está ronroneando y amasando, y la última vez lo hemos encontrado tranquilito en la cestita, ronroneando en cuanto hemos entrado. Se ha tomado la media pastilla sin ningún problema (metida con un poco de latita gourmet en el dedo, y Susto ha calculado muy bien hasta dónde morder para coger sólo la carne y chupar el dedo). Luego ha dado un buen repaso también al comedero, así que le dejaremos tranquilito por hoy.

Es precioso, ¡en cuanto esté lavado va a ser el hermano guapo del gato de Shrek!

2 comentarios:

  1. Estamos seguros de ello. Espero que sigáis contándonos cositas sobre él :)

    Ronroneos

    ResponderEliminar