domingo, 22 de noviembre de 2015

A vueltas con el enano

A vueltas con el enano y con su nombre. Yo le quería llamar Atún o Sushi, en la clínica le llaman Rufo, su responsable le llama Curro, su difusión le llama Bagheera, y al final le llamo Currusquín, que era como llamaba siempre cariñosamente a Jonesy. Así que Currusquín se le va a quedar. :D

El míércoles pasado nos dio una tremenda alegría:

video

El peque era capaz de mover las patitas y caminar apoyándose en ellas muy torpemente, ¡pero las movía! Hacía sus pises, se hacía caca por toda la habitación con su diarrea y todo era felicidad en casa. XD

Por prescripción de la veterinaria, dejamos de darle el Metacam (antiinflamatorio) porque podía ser el causante de la diarrea, y nos dio un probiótico para administrarle. Con estos cambios, el peque dejó de mover las patitas el viernes, y aunque la noche del miércoles al jueves hizo sus caquitas bien compactas y redonditas, a partir de ese día dejó de hacer pis y caca por su cuenta, así que, sin duda, ha involucionado bastante. Sin embargo, hay dos buenas noticias: su columna no está dañada, y su culete ya no está irritado por la diarrea. 

He aprendido a vaciarle la vejiga y lo hago dos veces al día, pero lo de las caquitas me tiene preocupada, a ver qué nos cuenta mañana la veterinaria. El peque come, aunque no demasiado, y de ánimo sigue decaidillo, aunque va mejorando ahora que está con los míos en casa (estuvimos de viaje con él estos últimos días).

Somos pacientes y por nosotros no va a ser. Sólo espero que hallen una forma no demasiado invasiva de vaciarle el intestino, o que retome el antiinflamatorio aunque le provoque diarrea. Veremos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario